Organización

¿Qué son las pomanders?

pomander

A cualquier persona le gusta que todos los rincones de su boda destaquen y se encuentren decorados, y si es con colores alegres y vivaces mucho mejor. Pero no siempre hay dinero para algo espectacular. Esto no tiene por qué ser un problema; tenemos alternativas muy económicas como las pomanders.

Con este nombre tan curioso se conoce a esas esferas coloridas que se pueden colocar directamente colgando del techo, de umbrales o ventana… Pueden estar hechas con motivos de flores, o con seda o papel, y su versatilidad está fuera de toda duda. Incluso podemos combinar varios de estos materiales si lo preferimos, creando de este modo un diseño muy original. Si nuestra boda se celebra en primavera o en verano, son un complemento excelente para acompañar al buen tiempo y a la alegría que nos transmite la estación; si, además, vamos a celebrar la boda o la recepción al aire libre, encajarán como un guante en cualquier rincón que escojamos para ellas.

¿Cómo confeccionar nuestras pomanders?

Se trata de uno de esos complementos que podemos elaborar nosotros mismos sin demasiado esfuerzo. Una de esas actividades que nos resultarán mucho más relajantes y livianas, sin duda, que otras muchas que tendremos que preparar y planificar antes de la boda. Las ideas y consejos son innumerables, aunque todo parte de nuestra imaginación, cómo no. Lo primero que debemos considerar es qué tipo de pomander preferimos. Las que se confeccionan con flores reales darán un aspecto mucho más fresco y original, pero también pueden ser más trabajosas; y debemos asegurarnos de emplear flores que no se marchiten, o dejarlo para poco antes de la boda (algo que no siempre es recomendable; los días previos es mejor ir rebajando el ritmo de preparativos e incluso dedicarlos a descansar). Otra posibilidad es la de resecar flores.

Las pomanders “artificiales” pueden estas elaboradas con cintas de colores, con lazos… Sea cual sea el elemento principal que utilicemos, es imprescindible que compremos bolas de porespán o telgopor; serán el “esqueleto” base en el que podremos grapar o clavar fácilmente todo lo que queramos.