Tradiciones

¿Quieres una boda al estilo de Las Vegas… en Zaragoza?

Las vegas couple happy at sign

La globalización permite que determinadas tradiciones completamente alejadas de nosotros se nos graben a fuego gracias al cine o la televisión y terminemos conociéndolas al dedillo, como si fueran propias. Una de ellas es la de las bodas en Las Vegas.

Seguro que todos podéis contar más de una película, y de dos o de tres, en las que la pareja protagonista acaba celebrando una boda en Las Vegas, ya sea intencionadamente o por accidente. La estética de los casinos, la idea de libertad, el icónico émulo de Elvis para rematar la escena… Si sois de los que os planteáis toda esta escenografía como una boda soñada, ahora tenéis la posibilidad de cumplirlo sin tener que cruzar el charco. Basta con ir a Zaragoza, concretamente al restaurante Tommy Mel’s, el próximo 28 de marzo.

Tommy Mel’s es un restaurante con estética centrada en los años cincuenta estadounidenses y en todos esos tópicos peculiares y característicos del país. Así que celebrar bodas al estilo Las Vegas es algo que encaja a la perfección. El reverendo encargado de oficiar las ceremonias y casar a las parejas que se apunten será RafaEl Vis. Poca broma con este nombre: se trata de la única persona certificada en España como parte de la Church of Elvis, o lo que es lo mismo, la Iglesia de Elvis. Es decir, que la boda tendrá validez dentro de ese peculiar rito, y será como si realmente se hubiera oficiado en una capilla de Las Vegas. El convertirla en oficial dentro de la normativa española, claro, es otro cantar y algo de lo que tendremos que ocuparnos más tarde si queremos que vaya más allá de la anécdota…

Mil y una Iglesias peculiares

Esto es sólo una pequeña muestra de las innumerables opciones que tenemos para unirnos en matriomonio. Quien desee casarse yendo más allá de las dos opciones mayoritarias, la ceremonia civil o la católica, tiene bastantes opciones con sólo buscar un poco. En nuestro blog os hemos hablado de las bodas jedi, ya oficiales en varios países; tenemos ceremonias vikingas o asatru, wiccanas… y un largo etcétera. Sólo hay que tener una mente abierta y estar dispuesto a convertir la boda en un día realmente memorable y original.