Organización

Tipos de coche para alquilar en nuestra boda

Wedding car

La llegada a la iglesia o al lugar donde vayamos a celebrar nuestra boda es uno de los momentos más esperados. No son pocas las personas que quieren darle a este instante un toque de elegancia o espectacularidad escogiendo cuidadosamente el vehículo para la ocasión.

Lo habitual cuando pensamos en coches para nuestra boda es acudir de inmediato a esos modelos de lujo o semilujo que todos tenemos en mente. Un Mercedes, un Rolls Royce de última generación… vehículos de los que pocas veces podremos disfrutar en nuestra vida si no tenemos los medios para ello (y no es algo fácil hoy en día). También está la opción del descapotable, perfecta para verano, o la clásica y siempre impresionante limusina, que podemos alquilar en tamaños y colores muy diferentes.

¿Pero por qué no darle un toque temático, algo más de personalidad, a ese momento? Los coches de época o retro son una opción original para ello. Sean cuales sean el estilo o las preferencias de la pareja, seguro que hay uno que se ajusta a ello. Marcas como Ford, Ferrari o Austin son de las más escogidas, también las que hemos mencionado arriba, Mercedes o Rolls Royce, cuentan con un amplio catálogo de época que despertará la nostalgia en nosotros, y por supuesto nos dejará el recuerdo de fotos maravillosas.

¿Cómo escoger un coche retro?

Hay muchas agencias que viven fundamentalmente de alquilar sus coches de época para las bodas. Lo mejor de acudir a una de estas empresas especializadas es que podrán darnos garantía de la autenticidad de los vehículos, como expertos que son, y probablemente nos los encontremos en un estado impecable de conservación. La inmensa mayoría de ellas también nos ofrecen el servicio de chófer: lo ideal para nuestra comodidad es que éste se encargue de recoger a la novia, la deje en la entrada de la ceremonia y espere al final de la misma para llevarla al lugar de la celebración.