Organización

¡Todos a cantar!

¡Todos a cantar!

¿Estás harta de las bodas tradicionales y de los bailes donde prácticamente nadie se anima a salir a menear el esqueleto? Si lo que estás buscando es conseguir que todos los invitados a tu enlace lo pasen en grande y disfruten con una gran fiesta tras el banquete, ¿por qué no haces que canten?

No es porque queramos que llueva, sino porque la música no solo amansa a las fieras, sino que también resulta una excelente vía para animar a los asistentes y conseguir que, ya sea en grupo o en solitario, todo el mundo se atreva a entornar algunas notas musicales.

Así que, si quieres animar el cotarro prepara una buena e intensa sesión de karaoke, convierte el lugar donde hayas celebrado el banquete en una auténtica sala de fiestas y coloca una gran pantalla donde aparezcan las letras de las canciones favoritas de tus invitados.

Como cada uno tendrá gustos distintos, lo mejor es que elijas canciones con mucho ritmo, muy alegres y que sean todo un éxito en el momento en el que te cases, ya que así seguro que todo el mundo las conoce. No obstante, en un karaoke tampoco pueden faltar los clásicos de siempre, como Vivir así es morir de amor de Camilo Sesto, Libre de Nino Bravo o Love me tender, de Elvis Presley e ideal para quienes se atrevan a cantar en inglés, así como cualquier otra melodía que se incluya en alguno de los cien mejores discos de la historia.

Quizás no salga ningún talento de esta ceremonia, ahora bien, lo que está claro es que tus invitados darán la nota y todos lo pasaréis en grande con este karaoke ideal para saber qué hacer después de la boda.