Consejos

Tres formas de pedir matrimonio

Editable vector illustration bent knee with diamond ring marriage request hearts, sunny day

Los nervios, la incertidumbre y las hormiguitas en el estómago son tres síntomas que sienten todas las personas que se lanzan a pedirle matrimonio a su pareja, ya que, aunque estemos enamorados y seguros de que nuestra relación es perfecta, siempre existe, por muy pequeño que sea, algo de miedo al temido “no” como respuesta.

Pero, como al fin y al cabo se trata de un momento precioso, queremos ayudarte a que se convierta en uno de los días más felices de tu vida eligiendo la mejor forma de pedirle a tu amado o amada que se case contigo.

En un enclave idílico

En el piso más alto de la Torre Eiffel de Paris, durante un paseo en góndola por los canales de Venecia,… Lugares con un encanto especial hay muchos, y puedes aprovechar esa aura mágica que los envuelve para pedirle matrimonio a esa persona a la que tanto amas.

Una cena a la luz de la luna

Busca un hotel, una casa rural o cualquier otro tipo de alojamiento donde sea posible organizar una cena íntima con la luna como acompañante. Después, decora la mesa con velas, no dejes que falte una botella de buen cava y ricos alimentos y, justo cuando tu pareja vea el espléndido banquete que le espera, pídele que se case contigo. ¡No siempre es necesario esperar hasta el final!

Con galletas

Aunque es una propuesta que no requiere tanta preparación como las anteriores, resulta muy divertida. Consiste en adquirir galletas que incluyan letras y formar con ellas la frase “¿Quieres casarte conmigo?” para entregársela a tu pareja y darle una gran sorpresa. ¡Seguro que no se las quiere comer para poder contemplar el mensaje miles de veces!