Organización

Una boda con estilo rústico

Que una boda sea más suntuosa o más modesta no solo depende de una cuestión económica, personalmente nunca me llevé bien con los estilos fastuosos y grandilocuentes; en cambio me quedo embobada cuando encuentro decoraciones rústicas y con cierto aire artesanal. Lo que no significa que una cosa sea mejor que la otra, simplemente es una prueba acabada de la variedad de estilos y gustos personales que hay en cada cosa, incluso en la decoración de una boda.

Para aquellos que, como yo, prefieren que su boda tenga una bella atmósfera intimista nada mejor que la decoración simple y sencilla, sin dejar por esto de ser todo lo hermosa que debe ser. Cuando hablamos de estilo rústico estamos refiriéndonos a aquellas cosas que a simple vista podrían llamarse como “hechas por nosotros mismos”, sin embargo esto no siempre es así y posiblemente cueste mucho más ingeniárselas para dar en la tecla con todos los detalles sin perder el estilo.

También es cierto que este tipo de decoraciones son mucho más económicas que las tradicionales y pomposas, pero tendrás que pensar muy bien cada cosa que hagas o elijas, desde la gama de colores hasta el estilo, ya que lo rústico comprende varias opciones, como por ejemplo: un estilo campestre con muchas flores naturales, tejidos absolutamente rústicos, madera, tonos ocres y elementos que remitan a una vida más despojada; para luego combinarlos con absoluta armonía y belleza.

Las ideas son infinitas, solamente debes dejar volar tu imaginación y dar ese toque a cada uno de los detalles de tu boda, desde tu vestido hasta la decoración floral, pasando por el sitio que escojas para el banquete. Este tipo de estilos es el ideal para una fiesta al aire libre.