Organización

Una boda con fuegos artificiales… ¡de interior!

Una boda con fuegos artificiales… ¡de interior!

Las bodas son acontecimientos festivos donde el amor y la felicidad se pueden respirar por doquier. Entonces, ¿por qué no adornarlas con un sinfín de fuegos artificiales de multitud de formas y colores?

Desde luego, organizar una fiesta pirotécnica puede ser una magnífica opción para darle un toque original a una ceremonia de boda y dejar fascinados a todos los invitados al enlace.

Sin embargo, hoy en día los fuegos artificiales van más allá y ya no es necesario que nos conformemos con los cohetes que se lanzan al aire libre para adornar el cielo estrellado. Y es que, ahora, ya existen fuegos artificiales de interior, unas maravillas que se utilizan para decorar cualquier escena sin necesidad de salir a la calle y que a mí me ha dejado anonadada debido a su gran belleza.

Y es que los fuegos artificiales interiores sirven para decorar de un modo sumamente especial la sala donde se celebre el banquete de bodas y el baile posterior, así como el momento en el que los novios cortan la tarta o se dan un espectacular beso con el griterío de los invitados vitoreando el famoso “que se besen” de fondo.

¿Cómo son los fuegos artificiales de interior?

Es posible que colocar fuegos artificiales en un recinto cerrado te dé algo de miedo. Sin embargo, estos elementos pirotécnicos son de lo más fiables debido a que se elaboran utilizando productos químicos que no son peligrosos, pueden ser utilizados en interiores y no resultan en absoluto perjudiciales para la salud. Además, los fuegos artificiales que se ubican en salas cerradas no queman, no producen ningún tipo de humo u olor y no poseen un precio especialmente elevado. ¡Y encima no manchan!, por lo que no deberás preocuparte por tu vestido de novia en ningún momento.

Otro aspecto que también me ha encantado de los fuegos artificiales de interior es que pueden programarse para que se enciendan todos a la vez, por lo que se puede crear un escenario verdaderamente espectacular y romántico colocando varios de estos elementos por toda la sala en la que se vaya a celebrar parte de la boda.

Yo optaría por ubicar unos cuantos en forma de cascada, como si el fuego cayera desde el cielo hacia el suelo. ¡Son preciosos!