Organización

Una boda en un acantilado

Una boda en un acantilado

Para celebrar una boda de ensueño, se puede optar por festejar un acontecimiento tradicional donde los coches de época, las flores y los parajes más bellos se unan para crear un maravilloso casamiento, aunque organizar bodas rompedoras también es una tendencia muy en boga en los tiempos que corren y, en este grupo de enlaces originales, podríamos incluir aquellas bodas que se celebran en un acantilado.

Y es que nos encontramos ante unos enclaves de gran belleza que, combinados con una hermosa puesta de sol y el sonido de las olas chocando contra las rocas, pueden convertirse en el emplazamiento ideal para celebrar una boda repleta de magia y encanto.

Además, para encontrar hermosos acantilados no es necesario pasar doce horas en el interior de un avión, viajar a la isla de Jersey o descubrir los lugares más recónditos del mundo.

De hecho, en España existen multitud de acantilados que se encuentran situados cerca de estupendas playas y que se convertirán en el lugar idóneo para darte el “sí, quiero” en un enlace matrimonial digno de los mejores cuentos de hadas que se han escrito.

Eso sí, no te olvides de que, si decides celebrar tu casamiento en un acantilado, los vestidos de novia con largas colas o excesivamente largos no serán los más apropiados, ya que las piedras y la arena podrían estropearlos.

En cuanto a la decoración, las antorchas y los farolillos se convertirán en tus grandes aliados, ya que te darán la oportunidad de alumbrar el lugar con unos adornos de lo más hermosos que pueden depositarse en el suelo o colgarse de los árboles en el caso de que la vegetación sea abundante en ese acantilado que elijas para celebrar tu paso por el altar.

¿Qué te parece la idea de organizar una boda en un acantilado?, ¿te animarías a intercambiar las alianzas con tu pareja en un lugar en el que se dan cita los paisajes más bellos del mundo?

  • Gemma

    lo cierto que nunca lo había escuchado pero tiene que ser super romantico gracias por la idea