Organización

Una boda medieval

Medieval European knight in the castle

Seguro que en algún momento de tu vida te has imaginado que eras una princesa que habitaba en un enorme castillo lleno de misterios y que podías recorrerlo ataviada con largos vestidos y ropajes de lo más elegantes.

Aunque al llegar a la edad adulta todas despertamos de ese sueño, siempre es posible sacar a la niña que llevas dentro sintiéndote como una auténtica princesa durante el día de tu enlace. ¿Cómo? Pues celebrando una boda medieval en la que se le haga un homenaje a esa enigmática época de la historia.

Para ello, lo primero que tienes que hacer es escoger una iglesia de estilo Gótico o Románico o cualquier otro emplazamiento que evoque el medievo. En este sentido, los castillos suelen ser las opciones más cautivadoras y enigmáticas, aunque en España también podrás encontrar pueblos donde todavía se conservan multitud de vestigios del arte propio de la época medieval.

Con respecto al banquete, lo mejor es que optes por un menú donde abunden las carnes, el pan y el vino, tres alimentos que no faltaban en las mesas de los mejores comensales del medievo.

En cuanto a la decoración del local, puedes contratar a una empresa de organziación de eventos que se encargue de ambientar la estancia con todo tipo de elementos propios de la época, entre los que destacan las antorchas, los escudos y la madera, principalmente.

Finalmente, encontrar el vestido de novia perfecto no te resultará nada complicado, ya que en las tiendas existen multitud de colecciones que incluyen vestidos de novia inspirados en esta misteriosa época histórica.

  • Pingback: Caperucita Roja, Blancanieves y compañía cumplen 200 años | Blog Ocio