Viajes

Venecia y sus paseos en góndola, un regalo de boda muy especial

venecia

Qué duda cabe de que Venecia sigue siendo uno de los destinos preferidos para las lunas de miel. Y las góndolas se consideran un símbolo de romanticismo por encima de cualquier otro. ¿Qué debemos saber para disfrutar de un paseo en una de ellas?

Últimamente se dicen muchas cosas poco halagüeñas sobre Venecia: se cuestiona su salubridad, se critican sus elevados precios (que no difieren demasiado, en el fondo, de los que nos encontramos en toda Italia)… Pero no deja de ser un objetivo deseado por muchas personas, ya sea como destino de viaje de novios o simplemente como regalo de boda: podemos escoger un lugar de Italia cercano, más asequible para nosotros, y dedicar un día a conocer Venecia y disfrutar de un romántico paseo en góndola.

Los precios de las góndolas no son demasiado baratos, pero tampoco es nada que no nos podamos permitir como excepción tras el día más importante de nuestras vidas. Normalmente, los paseos turísticos oscilan entre 100 y 40 euros en función de su duración, aunque hay incrementos graduales cada cierto tiempo de más (por ejemplo, cada veinte minutos de más). Como es inevitable, existen paseos pensados para parejas, incluso para bodas, cuyo precio puede dispararse pero que contarán con añadidos muy especiales: puede que tengan rutas diferentes, que la góndola esté decorada de manera romántica o incluso que el gondolero se preste a cantarnos alguna serenata. Es importante que nos aseguremos bien de lo que nos ofrecen y comparemos precios; la picaresca está a la orden del día en Venecia, como en cualquier ciudad donde el turismo tenga un peso tan grande.

Una boda simbólica en góndola

Hemos encontrado, en la página Serenissima Weddings, una opción muy interesante: nos ofrecen celebrar bodas simbólicas a bordo de una góndola. Están pensadas, nos explican, para parejas que ya estén casadas pero quieran volver a hacerlo, esta vez de manera mucho más íntima y especial. La ceremonia simbólica consta de una renovación de votos y una nueva entrega de anillos; todo ello con el incomparable marco de los canales venecianos como testigo. Sin duda, es una buena opción para celebrar nuestro primer aniversario de boda, por ejemplo.