Organización

Vistiendo a los niños del cortejo…

vistiendo_a_los_ninos_del_cortejo

Hay eventos que tienen la capacidad de alterar el curso de la vida de quien lo vive y de quienes están a su alrededor.. Un nacimiento o una defunción, un matrimonio o un divorcio… Pero hoy, como es costumbre en este blog, celebremos la alegría del matrimonio al compartir secretos para hacer que la boda sea memorable, consejos que harán que los novios disfruten al máximo este acontecimiento, o ideas que por muy pequeñas o sencillas pueden marcar una diferencia notable en la boda.

Hemos conversado anteriormente del ajuar de la novia, del traje del novio, de los invitados, etc., pero no nos hemos detenido mucho tiempo en las “personitas” que son parte del cortejo nupcial: los niños y niñas que tienen una participación activa como lanzar pétalos de rosas o llevar las arras del matrimonio.

Generalmente se trata de sobrinos de la pareja, incluso hijos de uno o de ambos… Lo cierto es que son niños cercanos a la familia y a quienes se les da la oportunidad de ser parte de un evento tan especial.

Por supuesto, así como el resto del cortejo, los niños deben presentarse impecables, con vestidos y trajecitos especialmente diseñados para este día, los cuales deben ser muy formales sin dejar de ser infantiles ( a menos que la boda sea en la playa, para lo cual sería una tortura vestirlos formalmente).

Se sugiere que sean confeccionados con telas cómodas para ellos, no pesadas, sino fáciles de usar y frescas… También es importante recordar que los colores deben estar en armonía con el resto del cortejo, o al menos, en la misma gama, con zapatillas cómodas y suaves.

En el caso de las niñas, pueden realizarles peinados sencillos y acorde a su edad, pero si es importante que estén peinadas, no hay nada peor que ver una niña despeinada entrando en la Iglesia antes que el resto del cortejo…

Imagen: Martha Stewart Weddings